DINÓPOLIS: DESCUBRE EL MUNDO PERDIDO DE LOS DINOSAURIOS
29 diciembre, 2012
Jamón de Teruel: Sinfonia de Sabores
29 diciembre, 2012

El Mudejar: Patrimonio de la humanidad

El sorprendente y hermoso mudéjar de Teruel fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1986.
Sin embargo los edificios de este estilo se concentran principalmente en la capital, siendo en el resto de la provincia menos numerosos que en la vecina provincia de Zaragoza, donde la mayor parte de su geografía está dominada por el mudéjar, especialmente al sur del Río Ebro
Teruel y su primer mudéjar: la iglesia de San Pedro y la Catedral de Santa María
En la ciudad de Teruel se edificaron algunas de las primeras torres campanario tan típicas del mudéjar aragonés. Nos referimos a la de San Pedro y la de la Catedral de Santa María de Mediavilla, ambas construidas en el siglo XIII (posiblemente a mediados) y muy semejantes en cuanto a tamaño y decoración.
Son de estructura cristiana, es decir organizada como una torre única y estancias superpuestas.
Las dos son casi idénticas salvo en el último tramo, quizás como consecuencia de reformas barrocas. Su decoración es elegante y sobria, a base de arcos entrecruzados murales en el primer piso, ventanas inferiores muy abocinadas con arcos de medio punto románicos y ajimeces en la parte superior.
La decoración y animación de lo muros corre a cuenta de curiosos frisos de baquetones paralelos y verticales de cerámica verde, frisos de esquinillas, etc.
Ambos campanarios también comparten la característica de que en la base hay abierto un pasadizo con arco ojival.
Estos campanarios no se han despojado completamente del sabor románico de los conquistadores cristianos del norte, por el equilibrado reparto de volúmenes, los vanos de medio punto y la decoración morisca más contenida.
La iglesia parroquial de San Pedro de Teruel, que es conocida por el campanario descrito, tiene otro elemento mudéjar muy interesante. Se trata de de su cabecera cuyos muros llevan arcos entrecruzados formando una especie de “sebka” de estilo almohade. No faltan tampoco los vistosos frisos con cerámica verde y morada y esbeltas torrecillas superiores.

Comments are closed.

Send this to a friend